Ayuda a cumplir las normativas y mejorar el rendimiento del colector de
polvo

Camfil APC reconoce que un sistema de colección de polvo es una inversión de capital importante y puede convertirse en un gasto operativo importante cuando no funciona correctamente. Nuestro moderno laboratorio de colección de polvo puede proporcionarle los datos que necesita para evitar conjeturas e invertir de manera inteligente.

Podemos realizar una serie de pruebas a su muestra de polvo, incluyendo desafíos simulados. Analizamos sus requisitos de rendimiento y utilizamos esta información para desarrollar el mejor sistema de colección de polvo para sus necesidades.


Métodos de Prueba de Polvo

Análisis de Tamaño de Partículas

Esto revela la distribución del tamaño de partícula de polvo hasta el rango submicrónico. Esta información ayuda a determinar la eficiencia de filtración requerida para poder cumplir con los estándares de emisiones. El analizador de partículas láser permite identificar el número de partículas de cada tamaño determinado, el volumen y la masa del polvo. Conocer ambos es importante porque la mayoría de polvos son mezclas de muchos polvos.

Por ejemplo, el polvo generado en corte por plasma incluye partículas de carbono submicrónicas mezcladas con partículas de acero mucho más grandes. Las pruebas científicas son la única forma de identificar las pequeñas partículas de polvo de carbono, lo que le ayuda a elegir el equipo y los filtros adecuados. El análisis de clasificación es una prueba relacionada que mide un tamaño de partícula mayor a 100 micrómetros.

Video de Microscopio

Utilizamos un microscopio electrónico de barrido (SEM) para el análisis visual de la forma y las características del polvo. Por ejemplo, una inspección detallada revelará si es una estructura cristalina con bordes irregulares como el humo de sílice o partículas metálicas esféricas.

Junto con el análisis del tamaño de partícula, esta herramienta es vital para la selección adecuada del equipo, ya que a menudo ayuda a determinar qué tipo de colector se debe usar.

El aumento de 4000x de un microscopio electrónico proporciona una visión clara de las nanofibras en los filtros.

Picnómetro

Este aparato de prueba determina la verdadera gravedad específica del polvo en oposición a la densidad aparente. La gravedad específica es el peso de un material dado como un bloque sólido. Por ejemplo, el aluminio pesa 165 libras por pie cúbico. La densidad aparente es el peso del mismo material en forma de polvo. Por ejemplo, el polvo de aluminio proyectado por llama pesa solo de 1 a 2 libras por pie cúbico. La prueba del picnómetro puede ayudar a determinar la eficiencia de los colectores de polvo de tipo ciclónico.

Pruebas de Abrasión

Esto mide la abrasividad relativa del polvo. Esto ayuda a determinar el diseño óptimo de los componentes de manejo de polvo, incluidas las válvulas rotativas, la entrada del colector de polvo y los ductos. Por ejemplo, al capturar un polvo altamente abrasivo como el esmerilado de hierro, el colector debe diseñarse con una baja velocidad de entrada. Si la velocidad de entrada es demasiado alta, el polvo erosionará los filtros y causará un desgaste prematuro.

Pruebas de Velocidad Terminal

Esto señala la velocidad del aire requerida para levantar el polvo (velocidad de captura). Esta información ayuda a determinar el tamaño correcto del colector de polvo. La prueba de velocidad de transporte revela la velocidad óptima necesaria para mover el polvo horizontalmente, ayudando en el diseño adecuado del sistema de ductos. El ángulo de deslizamiento/reposo determina el ángulo en el que el polvo se desliza libremente, ayudando en el diseño de la tolva y la descarga de polvo. Esta prueba identifica además si el polvo tiende a adherirse o aglomerarse.